La Historia se consume

Colecciones

Esta serie fue publicada originalmente en la revista venezolana Mono, para su edición El Cliché en 2012. Posteriormente fue censurada por parte de algunos espacios de arte, quienes vieron riesgoso exponer obras de corte histórico-político. La serie plantea irónicamente el resultado de una sociedad autodestructiva y el rol de sus próceres.

Anuncios