Cuarentena

Colecciones

La intención de plasmar la ciudad como corral, como recinto público cercado, ornamentado y sacralizado por la publicidad, por esas grandes vallas que tratan de convencernos —a través  de la explosión del color y el exceso de mensajes contradictorios— que nuestra jungla de concreto es la mejor geografía para permanecer, vivir e interactuar, con la supremacía de una especie que a su vez permanece atrapada entre la multitud y la soledad interior más profunda, es una de las lecturas esenciales que la producción fotográfica de Dalia Ferreira intenta sugerir al espectador. Todo el ruido visual conformado por las edificaciones que pierden su presencia cuando otras de menor data amenazan con su nueva arquitectura,  con un también novedoso estilo y promesa incumplida de mayor calidad de vida, se refleja en las habitaciones pequeñas en donde habitan las almas esperando pacientemente ser liberadas de una eterna cuarentena.

Anuncios